Los estándares para una iluminación LED de calidad

Índice de este artículo

Cumplir con los estándares en un proyecto de iluminación LED es primordial para asegurar que los productos que vas a comprar sean de alta calidad y cumplan con su función satisfactoriamente. Los pioneros en estandarizar las normativas fueron los miembros del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST: National Institute of Standards and Technology), que, junto a diferentes asociaciones nacionales, elaboraron el primer estándar para la luz en estado sólido en los Estados Unidos.

Los más recientes fueron publicados en 2008, y concretaban la especificación de color para las luces LED, así como la metodología de medición que deberán utilizar los fabricantes para poder comprobar el flujo luminoso y el consumo de energía. Además, permite comprobar la calidad de la luz y la tonalidad cromática.

Por otro lado, el uso de luces LED es realmente ventajosa para ti. Pueden llegar a tener el doble de eficiencia que una lámpara fluorescente, así como 10 veces más que una incandescente. Es por eso que, con ellas, puedes beneficiarte de un mejor índice de rendimiento en cuanto a color según las últimas publicaciones. Todas las comunidades dedicadas a la producción de luz en estado sólido están trabajando en el desarrollo de nuevas normativas que permitan estandarizar y medir la vida útil de las luces LED, así como la medición del desempeño que puede tener en un proyecto.

La fiscalización en un proyecto de iluminación

Antes de iniciar cualquier tipo de proyecto, es muy importante que completes un estudio previo y una fiscalización adecuada. Uno de los casos en los que no se siguieron los procedimientos correspondientes fue en la regeneración urbana de la ciudad de Loja, en el año 2018. La Contraloría General del Estado llevó a cabo una auditoría externa, en la que se concluyó que las obras empezaron sin contar con los estudios necesarios para poder iniciarse con garantías.

El objetivo del proyecto era mejorar el nivel de luminosidad mediante el uso de nuevo alumbrado público, que debían ser mucho más modernos. Una de las consecuencias de no llevar a cabo el proceso de forma correcta fue que, en las cámaras de transformación, se eligió un software análogo que no se podía enlazar.

No completar este proceso previo de forma correcta puede provocar un retraso en tus obras, como ocurrió en la ciudad de Loja. O, incluso, que el resultado final acabe siendo energéticamente deficiente.

En INELBA trabajamos con todo tipo de elementos de iluminación y realizamos proyectos llave en mano. Solicita tu cotización y haz realidad tu próxima instalación eléctrica con total transparencia y calidad. Nos ajustamos a la fiscalización externa para la proveeduría.

Comparte el artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Escríbenos y nos pondremos en contacto a la brevedad