Cómo impacta la iluminación de las canchas deportivas en el desempeño de los jugadores

Índice de este artículo

La correcta iluminación de las canchas deportivas es un aspecto que incidirá positivamente en el rendimiento de los jugadores y en la organización de cualquier espectáculo. Te lo explicamos a continuación.

Mejor iluminación, mayor desempeño

Al momento de elegir el sistema de iluminación deportiva para un escenario, es preciso que tomes en cuenta las características físicas de este y las condiciones del juego que se llevará a cabo. De esta manera, las luminarias seleccionadas contribuirán al correcto desarrollo de la actividad.

Para citar un ejemplo, en la actualidad, lo habitual para darle luz a una cancha de fútbol es la ubicación de torres de iluminación LED en cada esquina del campo de juego. Su altitud, inclinación e intensidad está supeditada al área a ser iluminada, el nivel de la competición y la frecuencia de utilización. Y también a los factores y exigencias de la transmisión televisiva, si fuese el caso.

Esto fue tomado en consideración en el mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, donde la FIFA estableció que los estadios debían contar con una iluminación promedia de 3.500luxes. Y todo esto es necesario para asegurar la integridad de los jugadores, quienes durante el encuentro podrán tener una total facilidad para ver en 360º y tanto en el plano horizontal como en el vertical. Incluso se evitarían deslumbramientos, accidentes o errores de apreciación.

Por otro lado, en los casos en los que el deporte está relacionado con transmisiones televisivas, la calidad lumínica adquiere mayor relevancia: la televisión demanda uniformidad de luz, rendimiento de color sobre el 90 % y una temperatura de 4.250 K para transmisiones estándar y de 5.500 K para transmisiones en alta definición. Tener un buen contrato con ella dependerá, en gran medida, de estos factores.

Cada disciplina demanda una luz diferente

Así como el fútbol exige una buena luz como requisito, cada disciplina deportiva, por sus propias características, necesita también de esta. Es, por ejemplo, lo que ocurre con el tenis, que requiere de luminarias que permitan seguir el movimiento veloz de la pelota pero que no afecten al confort visual de los jugadores, del juez de silla o de los espectadores.

Para lograr este objetivo, las torres deberán situarse de forma bilateral; es decir, a los lados de la cancha. Sin embargo, aparte de la intensidad, la altura e inclinación de las luminarias, también deberás tomar en cuenta el tipo de superficie: no es lo mismo alumbrar áreas de césped, tierra batida o cemento, ya que el índice de reflectividad de cada superficie es diferente.

Nunca olvides que el sistema lumínico que elijas deberá cubrir todas las necesidades de los deportistas, y que la luz incidirá sobre su rendimiento, ánimo y confortabilidad. Un escenario deficiente en materia lumínica propiciará que los deportistas tengan más equívocos, así como un mayor desgaste y esfuerzo visual, lo que podría desembocar en neuralgias, escozor ocular o fatiga mental. En vista de esto, es apremiante escoger apropiadamente las características lumínicas para cada tipo de uso.

Iluminación LED, la mejor alternativa

Si bien es cierto que hoy en día existe una gran diversidad de opciones de iluminación deportiva interna o externa, el sistema de diodos emisores de luz LED se destaca por poseer las mejores características. Entre estas están las siguientes.

  1. Ahorro energético. Gracias a sus componentes, permite hasta un 60 % de conservación de energía en instalaciones deportivas.
  2. Automatización. Permite un fácil control centralizado de todo el sistema mediante software de supervisión.
  3. Rendimiento. Produce luz brillante y nítida que elimina el parpadeo. Además, es de fácil instalación.
  4. Evita desperdicio lumínico. Debido a su velocidad de encendido y a la configuración para iluminar sectores específicos de las canchas, se aprovecha al máximo la iluminación, superando hasta en un 40 % el rendimiento de otros sistemas.
  5. Vida útil. Por los materiales de fabricación con que se elaboran los sistemas LED, aseguran una prolongada durabilidad, que fácilmente puede superar las 50.000 horas.
  6. Amigable con el ambiente. Al reducir considerablemente las emisiones de CO2, contribuye a la optimización de recursos naturales, además de disminuir la contaminación.
  7. Mantenimiento. Por ser un sistema con una alta confiabilidad, y al no calentar sus componentes ni la superficie iluminada, no requiere de una asistencia técnica constante.
  8. Costo frente a beneficio. Por su ahorro de energía, bajo mantenimiento y larga vida útil, además de un menor valor de adquisición, se puede decir que es la mejor alternativa para instalaciones deportivas.

Como ves, los beneficios que otorga la utilización de sistemas de luz LED realmente son asombrosos. Así que, a la hora de escoger, recuerda estas características únicas y toma la mejor decisión.

Puedes contar con una mano amiga para la ejecución de proyectos de este tipo en Inelba. Somos una empresa ecuatoriana líder en la fabricación, importación y distribución de luminarias y materiales eléctricos con altos estándares de calidad. Si deseas tener a tu alcance la mejor iluminación para canchas deportivas, no lo dudes: contacta con Inelba y te apoyaremos en todo lo que podamos. ¡Estaremos esperándote!

Comparte el artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email